sábado, 18 de noviembre de 2006

Observación para ver las Leónidas en la Hacienda el Barriche en Alcalá (Cádiz) el 18-11-2006

-->
Salimos a la hacienda el Barriche en Alcalá a observar las leónidas. Voy con Elvira y nos cogemos un Soberao (una habitación individual con un pequeño salón y las camas en una buhardilla), el sitio es muy bonito y se puede ver la Vía Láctea sin problemas, dentro dejamos encendida una chimenea para que esté calentita la habitación a la vuelta. Celebramos el cumpleaños de José Luís, un socio de la AAC. La observación la realicé mediante tres instrumentos, mi Newton 114 mm, mis prismáticos 10x50 y el Meade Lightbridge Deluxe de 12“ de Paco Cordero. Este último telescopio es una pasada, fácil de transportar ya que son dos piezas que pesan poco y tres tubos, estuvo tres horas sin sufrir la humedad, cuenta con un ventilador, y terminamos de observar porque el ocular y el buscador sufrieron las inclemencias del tiempo (humedad), el resto del telescopio estaba seco. La gran cantidad de detalles que se pueden ver a objetos difíciles son increíbles, por lo cual, puede ser mi próxima compra para dar el salto a un telescopio más grande. Sería conveniente que me hiciera de algo para el suelo, ya que al ser un telescopio abierto, el espejo principal puede sufrir mucho polvo y quedar bastante sucio. La Asociación Hércules está dispuesta a comprar el 16 “, con lo cual, lo mismo espero un poco. Los objetos que he observado esa noche son los siguientes:
  1. Leónidas, no fue una gran noche, estuvimos fuera desde las 23:30 hasta las 4:00 horas aproximadamente, vimos muy poquitas, y estuve más tiempo preocupado por ver a través de los telescopios y prismáticos que de ver las estrellas fugaces.
  1. M31, M32 y M110 la pude ver a través del Meade Lightbridge Deluxe de 12”, tanto M32 como M110 se podía ver muy bien, M31 a pesar de ser grande, se podía ver bien a través del ocular de 2”. Pasé por Andrómeda también con mis prismáticos.
  1. M33 la pude ver también con el 12”, aunque no se veía gran cosa, a través de los prismáticos se le observaba muy bien con buenos detalles. Estaba en el cenit, con lo que se encontraba fácilmente.
  1. M46, M47 y M41 en la constelación de Canis Mayor, todos son cúmulos abiertos y son de gran belleza (vale la pena volverlos a ver muchas veces sobre todo a M46 y M47 que están juntos y parecen se uno, los pude ver a través de mis prismáticos y se observaba muy bien en el mismo campo). M41 es fácil de localizar debajo de la estrella Sirio (la más brillante que se puede observar), también lo vi con mis prismáticos.
  1. M52, es un cúmulo abierto y está señalado por una punta de Casiopea, lo pude ver con mis prismáticos, se veía algo débil, pero se distinguía sin dificultad.
  1. M36, M37 y M38 son cúmulos abiertos en la constelación de Auriga, todos los pude ver con mis prismáticos, dar un paseo por allí es muy bonito ya que además de los cúmulos que resaltan mucho, se puede observar muchos objetos del NGC que está en el mismo campo de visión y que entran perfectamente en el campo de los prismáticos.
  1. M35 es un cúmulo abierto en Géminis, también lo pude ver con mis prismáticos aprovechando que estaba al lado de Auriga.
  1. M44 y M67, ambos son cúmulos abiertos y están en la constelación de Cáncer. Ambos los pude ver con mis prismáticos, M44 también llamado el cúmulo del pesebre se ve muy bien, M67 es un cúmulo más débil pero esa noche se podía observar perfectamente con los prismáticos.
  1. M97 (la nebulosa de la Lechuza), M108, M81 y M82 todos excepto a M108 los busqué yo, todos los objetos fueron observados con el telescopio de 12”. Todos se podían ver con un montón de detalles, por ejemplo, M81 y M82 se podía observar muy bien la estructura de la galaxia al igual que M108, la nebulosa de la lechuza se podía observar muy bien los ojos con una gran cantidad de detalles. La gran cantidad de detalles de estos cuerpos débiles a parte de lo fácil que me resultó buscarlos me hacen decantar comprarme este telescopio.
  1. M42 y M43, los busqué con mi telescopio 114 mm, se podía ver con mucho detalles como nunca lo había vistos, también lo pude comparar con el 12”. La lastima fue la humedad que hicieron que no pudieran seguir observando objetos con mi telescopio y tuviera que guardarlo, por eso estuve utilizando mis prismáticos toda la noche además del 12” pulgadas que aguantó muy bien la humedad.
  1. Nebulosa de la Roseta, es una nebulosa difusa en la constelación de Monoceros al lado de Orión. Creo que la vi con el 12” o con el telescopio de Paco de San Fernando (Refractor de 102 mm)
  1. Saturno, lo pude ver con el 12”, estaba muy bajo y bailaba mucho frente al ocular, con lo que la visión era muy mala, pero cuando se quedaba quieto, la gran resolución que tenía era impresionante, también se veía Titán cerca además de muchos detalles.
  1. Paseos por la Vía Láctea, como siempre me he dado un paseo por varias constelaciones (Casiopea, Cygnus, Lyra, etc…) con mis prismáticos, he podido observar muchos cúmulos pequeños además de algún objeto del NGC.
El Meade de 12” es una pasada, aguanta bien la humedad, la observación terminó porque el ocular y el buscador estaban chorreando, el espejo primario cuenta con un ventilador que puede ser encendido para aclimatarlo. En cuanto al peso, es muy transportable, ocupa menos espacio que mi Newton 114 mm. ya que son dos piezas unidas por tres tubos que se desarman. Es conveniente ponerle algo en el suelo por el polvo que se pueda levantar, ya que al ser abierto, el espejo puede sufrir la caída de polvo. En cuanto buscar objetos, es muy fácil, ya que es muy manejable, y el hecho de tener un ocular de 2” hace que posea un gran campo de observación. El ocular que trae está muy bien, ver galaxias y objetos débiles con él es una pasada, ya que se pueden observar muchos detalles que no he podido ver con un telescopio de igual abertura. Si encuentro una cámara Canon 350D barata, podría hacer que no comprara este telescopio.