jueves, 6 de octubre de 2005

LIMPIAR EL ESPEJO DE UN NEWTON.



En este caso voy a hacer unas recomendaciones para limpiar un espejo de un Dobson, se trata de un Meade LB de 12”. Intentaré ir paso a paso como yo lo hice, si no estáis seguro lo mejor es pedir ayuda a alguien, en mi caso también me ayudó un compañero sobre todo para sujetar el espejo a la hora de aflojar los tornillos, las prisas no son tampoco buenas consejeras, es mejor ir paso a paso y con mucho cuidado de no dar un golpe al espejo, especialmente los bordes de este que son muy delicados. Para limpiarlo tan solo utilicé agua del grifo, un detergente neutro (en mi caso fue fairy) y luego abundante agua destilada que compré. No utilizar detergentes abrasivos del tipo KH7 ni otros que son muy fuertes. Antes de limpiar también tenéis que saber luego colimar el telescopio, tened en cuenta que hay que quitar el espejo y luego lo tendréis que volverlo a poner y colimar.

Lo primero que hice fue quitar la zona donde se conecta el ventilador y tener cuidado de no mojarlo para evitar problemas, lo tapé con un plástico para que no le cayera agua, en mi caso el espejo lo dejé pegado a la celda, para mi es lo mejor y más sencillo a la hora de limpiar. Utilizar un destornillador para los tornillos pequeños que sujetan a la clavija.

Luego mi compañero sujetaba la celda del espejo mientras yo quitaba tanto los tornillos fijos como los que tienen los muelles.

Cómo podéis ver al final se queda el espejo sujeto por mi compañero mientras están quitados todos los tornillos que sujetan a la celda y al espejo, hay que tener cuidado aquí porque si lo soltara caería el espejo y casi seguro que se rompería.

Este era el estado del espejo, estaba lleno de polvo en su superficie, tiene ya muchos años y hacía tiempo que no lo limpiaba.

Lo puse en el fregadero y empecé a echarle un chorro de agua, en la superficie utilicé un paño para que no estuviera en contacto con el fregadero y no sufriera ningún daño. En la imagen se puede ver que está la celda y el espejo juntos.
También podéis ver que el ventilador tiene un plástico para evitar que se moje durante el lavado. También podéis ver como es el chorro que utilizó para limpiar el espejo.

Mientras estaba cayendo el agua, utilicé las manos de forma muy suave, casi acariciando al espejo para lavar la superficie, previamente me había lavado muy bien las maños para no ensuciar al espejo. No apretar las manos porque la superficie del espejo tiene un aluminado que hace que el espejo refleje de forma efectiva la luz, y por supuesto no utilizar nunca un estropajo, paño o similares porque podéis rayar el espejo y dañarlo.

Una vez limpio el espejo tenéis que retirar el agua del grifo utilizando el agua destilada, el agua del grifo tiene cal y con el agua destilada impedimos que se queden las típicas manchas blancas de cal que perjudicarían al espejo. En mi caso el agua de mi zona es muy dura con mucha cal y preferí emplear agua destilada en abundancia y no escatimar.

Luego coloqué en posición vertical al espejo con cuidado de que no se cayera, y con un papel de cocina empecé a quitar las gotas que tenía el espejo para evitar que se deposite suciedad o cal, esto hay que tener paciencia para hacerlo, sustituir el papel de cocina cuando esté muy mojado.

No dejarlo secarlo al Sol, luego hay que montarlo y colimarlo para que todo os vaya bien. Si le sacáis una foto lo normal es que lo sigáis viendo con suciedad como os pongo en la foto, pero no preocuparse porque no es grave, se puede utilizar sin problemas para observar, en mi caso lo que hice fue quitar sobre todo la suciedad más gorda y el polvo que se suele depositar en la superficie, espero que os sea de utilidad.