domingo, 21 de noviembre de 2021

LA ASTROFOTOGRAFÍA ESTÁ GAFADA.


De vez en cuando me gusta sacar fotos de algunos objetos usando el refractor TS110ED, así cuando los observo y hago la crónica en el blog, la puedo completar con dichas fotos. Me atrae más el dibujo, pero como la gran mayoría de observación la hago con mucha contaminación lumínica, al final pierden mucho. De todas formas, tengo pensado dar alguna vez utilidad a dichas fotos para la observación, espero tener algún día tiempo porque es un proyecto largo y tengo mucho tiempo precisamente.

He adquirido un autoguiado y quería probarlo, pero tan solo he podido hacerlo una vez, y es que ese día todo lo tenía en contra, desde las 19:00 horas hasta las 00:00 intentando conectar la montura al PC, siempre me había funcionado pero desde ya hace un tiempo que me da problemas, no lo detecta a pesar de estar todo como siempre, para colmo me funciona de día y al intentarlo de noche no me funciona, con lo que la Ley de Murphy la tengo muy presente, espero poder solucionarlo.


Antes de desaprovechar ese día, quité la cámara al telescopio y me puse a observar, no quería tirar la noche intentando conectar el ordenador después de tantos intentos, por lo menos quería hacer algo, estaba claro que esa noche no daba con la tecla, y la observación nunca falla.

 

Coloco el Ethos 13 mm (x59), empiezo por los cúmulos en Auriga, empiezo por los Messier 38, 37 y 36, son muy agradecidos de observar a pesar que el cielo no es para tirar cohetes, el NGC 1907 también lo puedo observar al igual que el NGC 1931, aunque en estos cúmulos abiertos apenas veo estrellas.


Intento ver las nebulosas que hay cerca, la IC 405, IC 410 y la IC 417, la verdad que en algún caso logro intuir algo, intento usar los filtros, el OIII y el UHC, tan solo este último logro mejorar un poco, pero he perdido los archivos que tenía grabados para reportar la observación y no me acuerdo bien cuál fue la que vi mejor.

Intento observar el cúmulo NGC 2126, pero tampoco me destacó mucho, me voy para la zona de Cassiopea y allí me entretengo observando los distintos cúmulos que hay, M 103, NGC 663, M 52 y el NGC 457. Por supuesto no me podía perder el Doble Cúmulo, esta vez con el Nagler 31 mm(x25) al igual que la Nebulosa de Orión junto a todos los cúmulos de la zona.


Creo que observé muchos más, pero no los recuerdo, no hice la crónica al día siguiente y ahora me cuesta recordar cómo se observaron todos esos objetos, aunque afortunadamente los tengo en mi tablet planificados para la próxima vez que pueda observar, esta vez espero que no se borre o mejor dicho, posiblemente no se llegaron a grabar, algo que tengo que tener en cuenta para que no vuelva a pasar.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por esta crónica que, además de mafnígica, me reconforta al saber que los problemas de interconexión con el ordenador no sólo me pasa a mí.
    Saludos.
    Gregorio.

    ResponderEliminar

Si quieres preguntar algo o dejar algun comentario, te responderé lo antes posible!!!

¡¡¡¡ Gracias !!!!